CAMARA UNO - right

Puesta en escena sobre la obra del mismo nombre, escrita en 2001 por Benito Escobar.

dirección : Leonardo Bustos

dirección de arte : Raúl Miranda

actuación : Tomas Leighton / Cameraman

iluminación : Esteban Sánchez

tv/video : Felipe Luck

música : Andreas Bodenhofer

construcción : Jorge Chagay

grafica : Asunción Alcaino

fotografía : Américo Tapia

producción : minimale

fecha : octubre 2001

lugar : Salón Blanco,
Museo Nacional de Bellas Artes

 

1-.puesta en escena.

Cámara Uno, fue estrenada originalmente en el 1° Festival de Monólogos de la Ciudad (Agosto de 2001), producido por el Galpón 7, quienes convocaron a distintos Dramaturgos, Directores y Actores, para realizar la puesta en escena de diversos textos sobre la vida urbana, escritos especialmente para el Festival.

Cámara Uno, nos presenta a un hombre que se ama y se odia a la vez, que reflexiona sobre la ciudad, su propia imagen, los mapas y la ciudad, registrándolo todo con una cámara de video. Este Narciso postmoderno establece una analogía entre su cuerpo y la ciudad, recorriendo mentalmente sus espacios dolorosos y gozosos.

Cámara Uno, somete al espectador a un Reality-Show, a un recorrido mediático en el que se confunden los hitos urbanos y la fisuras emocionales del habitante de la metrópolis.

2-.descripción del montaje.

Texto:
Un Narciso para la ciudad, para la imagen proyectada. Un Narciso enamorado del reflejo tecnológico y de su proyección en la pantalla. El habitante se perpetúa y se agota en la mira de los mapas, en la contemplación de la ciudad fragmentada que es su propia imagen, su metáfora. ¿Que es lo que apremia al solitario, al que deambula? La ciudad, el alma. “Están haciendo hoyos en las cales; son huellas, son como heridas” Así habla el que monologa. Se asusta y e goza en su deambular, pues va descubriendo la trama, el nexo, la calle que lleva del cuerpo a la ciudad y a los mapas. Los recorridos que se realizan. Un camarógrafo de si mismo que se mira como quien mira sus heridas sangrar, esperando una mano, otra, que lo cure, que lo salve, que detenga la hemorragia, que apague la cámara para no grabar mas. El video duplica el dolor y a la vez lo congela, lo domestica, lo encapsula para el futuro, para la posteridad. Cámara uno que parece estar en todos lados, eternizándose en cada pieza, en cada domicilio, en cada soledad. El ejercicio urbano recorre este sino: Camina por la ciudad, anda, trata; camina por la ciudad y mírate. En las pantallas de las tiendas, en los televisores apagados. Camina.
Benito Escobar Vila.

2.1-.espacio escénico :

El espacio escénico de Cámara Uno, es un espacio virtual creado por la proyección de luz e imágenes en una pantalla (de lecturas sinfín), de dos dispositivos de mapas de la ciudad de Santiago y la proyección en vivo del registro que hace el actor/camarógrafo con una cámara HI8 conectada a un Data Show, de si mismo, del espacio, del publico y de los Flash back de su deambular por la ciudad/cuerpo.

El espacio surge de la interacción del cameraman, con las imágenes mediatizadas, con su reflejo onanista en un espejo, con las sombras de su cuerpo contra la pantalla o las paredes del Salón/set de TV.

El espacio es la realidad captada por la esquizofrénica mirada de la cámara, apéndice autónomo del urbanita.